LA CAPILLA SIXTINA DEL CENTRO DE VALENCIA

Valencia es una gran ciudad, 800.000 habitantes nos convierten en la tercera ciudad de España. Tenemos un poquito de todo, tenemos cerca el Garbí, la Albufera, ese “Mar pequeño” que decían los árabes, tenemos kilómetros de playas al norte y al sur. Tenemos puerto y aeropuerto, metro, buen clima y buena gastronomía, con varias estrellas Michelín en la ciudad. Tenemos historia milenaria, nos fundaron los romanos y todavía tenemos restos de muralla islámica y cristiana, iglesias, museos y una catedral. Pues desde hace poco además podemos sumarle, como si fuera eso fácil, la denominada “Capilla Sixtina” valenciana: La iglesia de San Nicolás.

De hecho, aunque para la gran mayoría de valencianos la descubrimos ahora, el sitio en el que está emplazada la iglesia de San Nicolás ya se considera sagrado desde tiempos de los romanos. Fue Jaume I quien cedió el terreno a los dominicos que le acompañaban y en 1242 pasó a ser una de las primeras doce parroquias cristianas de Valencia.

Del siglo XV al XVIII es cuando se amplía y se convierte en un edificio gótico y más tarde pasa a tener decoración barroca. Durante la guerra civil la iglesia queda maltrecha. No recibió protección patrimonial hasta 1981 aunque no fue hasta el siglo XXI cuando se la empezó a poner en valor gracias al mecenazgo de la Fundación Hortensia Herrero junto a la colaboración con la Universidad Politécnica de Valencia. Dichos trabajos de rehabilitación permitieron sacar a la luz todos los frescos y colores que tanto llaman la atención y que provocaron la visita de nada más y nada menos que 200.000 personas que quisieron ser los primeros en visitarla.

Desde Medina&Co no queremos dejar de recomendar todo lo que Valencia tiene por ofrecer y no podemos alegrarnos más que ver que la oferta crece y crece. Y si encima es algo tan precioso, tan cercano y asequible como esta iglesia, situada entre la calle Caballeros y la plaza de San Nicolás, en pleno centro de Valencia.

Y vosotros, ¿Habéis visitado ya la capilla sixtina valenciana?

nicolas_medina_centro_valencia_inmobiliaria_barrios

ALMORZAR EN EL CENTRO DE VALENCIA (I)

Quien sea valenciano sabrá que el almuerzo es sagrado. No en vano paralelamente a La Cultura del Esfuerzo que ha impulsado Valencia en muchos aspectos, la Cultura del Almuerzo, que siempre ha existido, pero que ahora se empieza a valorar, compartir y cuidar como un hecho identitario al mismo nivel de las fiestas, la lengua o nuestros paisajes únicos.

Pero el almuerzo tiene su aquel, no vale todo. Y no todos son auténticos. Los cánones mandan que antes del bocata en cuestión haya en la mesa olivas, encurtidos y cacaos de collaret. Con esto ya nos podemos hacer una idea de si el sitio es de fiar o no. Para facilitaros esta tarea desde Medina os proponemos algunos de los mejores sitios para almorzar en el centro de Valencia.

La Pérgola, el mejor bocadillo de Valencia, su Bombón. Lomo, salsa verde, champiñones y mayonesa con un pan impresionante. Tienen el mismo pero con patatas, el Superbombón, pero recomendamos pedir las patatas en plato para compartir y el Bombón a secas. Además el establecimiento, un kiosko de toda la vida en la Alameda, es una de las terrazas más agradables de toda la ciudad.

El trocito del medio, justo enfrente del Mercat Central (obligatoria visita), se encuentra un sitio curioso. Un bar estrechísimo en una vorágine de sitios comerciales para turistas sin ningún interés. Bien, pues pidan el bocadillo de la casa si no padecen de colesterol y disfruten de esta delicia.

Puerta del mar, sin duda, una de las barras más amplias de almuerzo en Valencia ciudad y de las más vistosas. Este restaurante de la calle Trànsits, al lado de la Plaza del Ayuntamiento, tiene, además, la deferencia de ofrecer una pequeña tapita de bravas junto al almuerzo.

Y recordad que para un buen almuerzo necesitáis 45 minutos o una hora. ¡Pedídselo a vuestros jefes!

¡UN DRAGÓN SUELTO EN VALENCIA!

Tener una casa en el centro de Valencia tiene muchas ventajas. Seguro que paseando por el centro has pasado alguna vez por la Plaza del Patriarca. Una bonita plaza cerca de la calle de la Paz y en la que podemos encontrar dos edificios de interés. Por un lado la antigua sede de la Universitat de València (La Nau) y por otro el Real Colegio Seminario del Corpus Christi (“El Patriarca”). Lo que no sabe mucha gente es que el edificio de “El Patriarca” guarda un secreto en su interior.

Para descubrirlo, solo tienes que adentrarte en la iglesia del Patriarca, cruzar sus puertas y nada más entrar, fijarte en un muro blanco. En él y por arriba de nuestras cabezas, podrás ver un cocodrilo que la tradición popular se ha encargado de bautizar como el “Dragón del Patriarca”. Tranquilo, no lanza fuego por la boca. Es un cocodrilo que fue disecado hace cuatro siglos y que mide casi 3 metros de largo.

El Dragón del Patriarca responde al nombre de Lepanto, dato que conocemos gracias al diario personal de un eclesiástico valenciano del siglo XVI que lo dejó escrito de la siguiente forma:

“Dimecres, a 7 de juny 1606, al matí lo il·lustríssim y excelentíssim señor Patriarcha féu posar en lo front de la entrada, de la primera porta del seu Seminari, un cocodril·lo que un criat de sa excel·lència havia enviat, que’s deya Lepanto.”
“En la mañana del miércoles, 7 de Junio de 1606, el ilustrísimo y excelentísimo señor Patriarca hizo poner en el frontal de la entrada, de la primera puerta de la sede del Seminario, un cocodrilo que un criado de su majestad había enviado, que se llamaba Lepanto”.

La presencia de cocodrilos disecados en iglesias tanto en España como en Italia, tiene su origen en un fenómeno ligado a la colonización de América, de donde se presume que provenían dichos animales. Sea como fuere, el “Dragón del Patriarca”, comenzó a hacerse popular entre los valencianos a partir del siglo XVIII apareciendo como tema principal en relatos y coloquios.
El inmortal escritor valenciano Vicente Blasco Ibáñez eligió al cocodrilo como protagonista de uno de sus “Cuentos Valencianos” en un relato que llevaba por nombre “Dragó del Patriarca” publicado en 1896.

Valencia está llena de sorpresas e historias increíbles. Con Medina&Co, tu inmobiliaria en el centro de Valencia, encuentra tu nuevo hogar y disfruta de preciosos paseos y sorpresas como la del Dragón del Patriarca.

Para más información sobre el Dragón del Patriarca consulta el artículo “De regal arquebisbal a dragó de llegenda: el cocodril del Patriarca de l’esgésia del Corpus Christi de València” Clapir - Joves historiadors i historiadores valencians http://hystoryuv.webcindario.com/drago-llegenda.pdf

QUÉ HACER EN NAVIDADES EN VALENCIA

Llegan las navidades y con ellas las calles iluminadas, las casas adornadas, los regalos y los reencuentros familiares. Además, el clima de Valencia nos permite disfrutar de la ciudad también en los meses más fríos del año, y eso hay que aprovecharlo. Por eso desde Medina&Co, queremos ofreceros una selección de actividades o planes que podéis hacer estas navidades por el centro de Valencia con vuestros seres queridos. Porque tener una inmobiliaria en el centro de Valencia siempre es una ventaja.

Medina&Co inmobiliaria centro valencia pisos casas alquiler venta valencia.JPG

Mercados en la calle

En el centro de la ciudad podréis disfrutar de mercadillos navideños como el que se ha instalado desde el pasado 1 de diciembre en los alrededores de la Lonja y el Mercado Central. Toda clase de decoraciones navideñas pero también regalos y artesanía para todos los gustos. Está abierto de 9 a 22 horas.

Otro de los mercadillos interesantes en estas fechas es el que se coloca en la Plaza de la Reina. En este caso los puestos están centrados en artesanía. En las puertas de la catedral se han instalado desde el 1 de diciembre, 27 puestos que están abiertos de 10:30 a 21:00 horas. Ojo que cierran a medio día un par de horas. Ah! y la noche de reyes permanecerán abiertos hasta las 24:00.

La plaza de la navidad

La Plaza del ayuntamiento se convierte como cada año en el epicentro de actividades y atracciones. Además del enorme árbol iluminado que ya luce desde hace semanas, podemos encontrar una pista de patinaje sobre hielo y un enorme tiovivo para los más pequeños de la casa. Es precioso, no os lo perdáis que estará montado hasta el día 6 de enero.

XXXIV carrera de San Silvestre

Además por la plaza del ayuntamiento pasarán dos eventos muy populares de la navidad. Por un lado la carrera de San Silvestre, que recorre Valencia el día 30 de diciembre. El pistoletazo de salida se dará en la Estación del Norte a las 20:00 y la meta estará situada en la misma Plaza del Ayuntamiento. La hora de llegada ya dependerá de vuestra rapidez para recorrer sus 5.300 metros. ¿Os animáis?

La Cabalgata de los Reyes Magos

El otro evento que tendrá como centro neurálgico el Ayuntamiento será la ya tradicional cabalgata de Reyes. El jueves 5 de diciembre, sus Majestades los Reyes Magos de Oriente harán las delicias de pequeños y no tan pequeños por las calles del centro de Valencia. Su marcha por la ciudad empieza las 18:00 en la Alameda y tiene como punto final la Plaza del Ayuntamiento. Siempre es emocionante ver a los Reyes en persona y más aún si vienen acompañados de música, fuegos artificiales… ¡y sobre todo regalos!

HoHoHo Xmas Market para los más creativos

En el Mercado de Tapinería, uno de los espacios más trendy del centro en los últimos años, podréis encontrar las firmas más creativas del 20 de diciembre al 5 de enero. Más de 15 expositores con propuestas diferentes para los regalos más innovadores. Bisutería, gafas, ilustración, mochilas, moda, complementos, cómics… Además, podréis tomar un tentempié si lo visitáis y encontrar actividades para los peques, villancicos, performance, ludotecas y bailes en directo.

Como veies el centro de Valencia es un hervidero de actividades en estas fechas. Si aún no tienes tu casa cerca, consulta Medina&Co para encontrar tu nuevo hogar en el centro de Valencia y no perderte nada.

Medina&Co inmobiliaria centro valencia pisos casas alquier venta.jpg

La Vía Augusta valenciana

Ahora que está en boca de todos la necesidad de la realización del corredor mediterráneo para coordinar la red de transportes europea, unir las principales ciudades portuarias y mejorar las infraestructuras de comercio estaría bien recordar cual fue el primer corredor mediterráneo que tuvimos en la Comunidad Valenciana y, más concretamente, en la ciudad de Valencia.

La Vía Augusta fue la calzada romana más larga de Hispania con una longitud aproximada de 1500 kilómetros, que discurrían entre Cádiz y los Pirineos, siempre cerca del Mar Mediterráneo y de manera ininterrumpida. Fue el eje principal viario de la Hispania romana. Se llamó así por el emperador Augusto quién las reparó y mejoró hace ya 2020 años! Con él se convirtió en una vía dinamizadora del comercio importantísima. Más tarde, y según la coyuntura histórica fue modificando su nombre. Por ejemplo, se llamó Vía Hercúlea, Camino de San Vicente Mártir o Ruta del Esparto. Actualmente muchas carreteras, autovías y autopistas discurren por la misma vía romana de hace milenios. En algunos tramos se hace más que evidente, como en la siguiente foto del arco de Bará, al norte de Tarragona.

En la Comunidad Valenciana quedan todavía algunos vestigios que confirman su existencia y acreditan su importancia. Por ejemplo el arco de Cabanes en Castellón. En Valencia ciudad tenemos muestras incluso al aire libre con los dos miliarios en la calle San Vicente (por donde transcurría realmente la ruta primigenia) o en la Alameda. Es en el museo de arqueología de la Almoina donde se encuentran restos concretos de la propia calzada y unas columnas del Templo de las Ninfas, de la misma época.

Desde hace pocas semanas un miliario moderno pero que imita los romanos se ha situado en la propia calle de San Vicente, así como se espera poner códigos explicativos QR para orientar y poner en valor la importancia que tiene esta ruta, ahora ya oculta bajo el asfalto y la modernidad.

Ahora ya no podréis volver a caminar por San Vicente de la misma manera… ¿O sí?

LOS JARDINES DE LA CIUDAD

Valencia no es, desgraciadamente, una ciudad verde. O, al menos, no todo lo verde que debería o querríamos. La OMS, Organización Mundial de la Salud cifra como óptima los entre 10 o 15 metros cuadrados de arbolado por habitante para los entornos urbanos. La Ley de Ordenación del Territorio recomienda 10 como mínimo. Actualmente, Valencia cuenta con menos de 6. Como no queremos ser negativos, vamos a poner en valor el enorme y precioso patrimonio verde con el que cuenta la ciudad.

Evidentmente, los Jardines del Túria, el popularmente conocido como “río”, es el mayor jardín y pulmón verde de Valencia. Con unos 8 kilómetros de largo son uno de los mejores jardines urbanos de España. Construido a finales de los 70 como solución para que no se repitiese nunca jamás una “riuà” como la que inundó Valencia en 1954. Este jardín nace de una obra mastodóntica que desvió el cauce del río circunvalando Valencia unos kilómetros. El actual río se transformaría en un jardín de varios tramos diseñado por diferentes arquitectos y urbanistas. Despues de una gran movilización ciudadana terminaría siendo un jardín pero algunas de las propuestas de los políticos eran espeluznantes: Una de ellas, por ejemplo, proponía construir unas autovías de 8 carriles por el antiguo lecho del río. Por suerte se convirtió en lo que actualmente conocemos, un jardín multifuncional que va desde el parque de Cabecera hasta el futuro parque de la Desembocadura que se construirá para dotar de verde al barrio de Nazaret y acoger la futura ciudad deportiva del Levante U.D.

El otro gran jardín (a la espera de que en 2018 finalize la 1a fase del “Parque Central”) es el Jardín de Viveros, un gran rectángulo de verde que da al río y la espalda del Museu Pío V. Albergaba el antiguo zoológico de Valencia, una auténtica vergüenza que, afortunadamente, se subsanó con el espacio del Bioparc, mucho más grande y saludable para los animales. Viveros alberga multitud de eventos y festivales de música, cine o gastronomía.

Muy cerca de Viveros hay un pequeño lugar en el que parece que se detiene el tiempo, una pequeña parcela cerrada: Los Jardines de Monforte, trazado en el siglo XIX y de corte Neoclásico. Cuenta con estanques y un palacete de los marqueses.

El Jardín Botánico, aunque no es municipal pues pertenece a la Universidad de Valencia es otro de los grandes pulmones de la ciudad, situado en el barrio al que da nombre, en el distrito de Extramuros. El acceso es previo pago simbólico (gratuito para multidud de colectivos hasta los 2.50€ de la entrada general) cuenta con plantas y árboles de todo el mundo. Desde plantas exóticas hasta cactus en invernaderos. Tiene prevista su ampliación hasta la Gran Vía incluyendo el Jardín de las Hespérides.

Además hay otras zonas de relieve, como el Parque de Marchalenes, el de Benicalap y en 2018 se incorporarán el de Malilla (que será uno de los más grandes de la ciudad), el Parque Lineal de Benimámet o el mencionado Parque Central.

En Medina nos gusta respirar bien y que nuestros vecinos y visitantes vivan de manera saludable. ¿Poco a poco conseguiremos los 10 metros cuadrados de verde que nos pertenecen?

EL AZULEJO TRADICIONAL, LA BASE DE TU HOGAR

La nueva imagen de Medina&Co como inmobiliaria en el centro de Valencia, está ligada a un elemento característico de las casas tradicionales valencianas. Este elemento no es otro que el azulejo valenciano. El azulejo forma parte de suelos y paredes de casas genuinas y ha sido durante años la base del hogar. Por ello decidimos utilizar, modernizar y traer al presente, las formas de las figuras pintadas en los azulejos, como inspiración para el nuevo logo de Medina&Co.

El azulejo también se ha convertido en un elemento característico de la arquitectura valenciana, presente en fachadas e interiores de edificios icónicos como la Estación del Norte de Valencia, el Colegio del Arte Mayor de la Seda o las casas del barrio del Cabañal.

Valencia ha sido a lo largo de la historia, epicentro de la industria azulejera. Ya desde la época medieval (en los siglos XIV y XV) el azulejo suponía una importante actividad comercial, concretamente en Manises y Paterna. Más adelante, a finales del siglo XVIII destacan industrias de calado en la capital como la factoría de Las Reales Fábricas de Azulejos de Valencia que se situaba en pleno centro, en la calle de las Barcas. A partir del siglo XIX y debido al éxodo de población del campo a las ciudades, la industria azulejera tuvo un gran crecimiento. Ese aumento de la población urbana exigió más viviendas e impulsó la industria, la artesanía y el comercio urbano. Este hecho obligó a afrontar la mejora de la rapidez y la cantidad en la producción para cubrir las mayores necesidades de la población a un coste asequible. A principios de siglo la mayoría de la producción seguía centrándose en Valencia.

Como vemos, los azulejos valencianos han sido parte importantísima de nuestra artesanía y comercio desde la edad media. Una tradición que se mantiene hasta la actualidad, ya que cada vez vuelve a estar más de moda tener suelos y paredes decorados con baldosas hidráulicas que recuerdan o imitan los tradicionales azulejos.

¿Qué mejor lugar que encontrar un hogar en el centro de Valencia para disfrutar de este tipo de suelos?

VALENCIA, CIUDAD DEL RUNNING

Desde que el griego Filípides corrió presuntamente la distancia entre Maratón y Atenas en el 490 antes de Cristo el significado legendario y mítico de su acción ha derivado en una de las actividades deportivas con más tirón en el mundo. Aunque no todos sean capaces de correr esta impresionante longitud. Porque aunque la distancia entre Atenas y Maratón son 37 kilómetros, la distancia que finalmente se ha popularizado y oficializado es exactamente de 42.195 km.

Hay mucho relato alrededor de esta historia, porque lo que conocemos todos es que Filípides llegó a Atenas para anunciar la victoria de los griegos y dicen que murió en el acto por agotamiento. En cambio, el escritor Luciano atribuye esta historia a otro heraldo que no se llamaría Filípides. Por otro lado, el famoso historiador Herodoto todavía amplía más esta leyenda épica atribuyendo a Filípides no una carrera de 37 km sino una larga caminata de unos 213 kilómetros para avisar a los espartanos del desembarco del ejército persa y pedir refuerzos.

Fue ya en 1896, en la era moderna, en los Juegos Olímpicos de Atenas donde se incluyó la maratón masculina como disciplina. La femenina entraría mucho más tarde, en Los Ángeles 84, aunque ya en los 70 pudieron correr competiciones en este formato.

En la actualidad, Valencia es una de las ciudades con más actividades alrededor del running, habiéndose ganado por méritos propios el apodo ya archiconocido de “Ciudad del running”. Esto no solamente es por la enorme cantidad de gente que lo practica, que también, sino por las distinciones de etiquetas oro de la maratón y media maratón, siendo la primera ciudad española en conseguirlas. Para esta edición de 2017 se esperan más de 17.000 participantes.

Y no solamente se quedan aquí las acciones. Desde 2015 Valencia cuenta con un circuito de casi 6 kilómetros de running por el viejo cauce del río Turia. Y además se prevén muchas más acciones en este sentido, con la creación de hasta 8 nuevos mini-circuitos. El primero de ellos será en las universidades de Tarongers y Politécnico.

Desde Medina&Co nos encanta ver el nuevo rumbo saludable que está tomando esta ciudad en la que por climatología se dan las condiciones óptimas para hacer deporte.

Medina&Co, tenemos la casa para construir tu hogar. En la ciudad del running.

Nuestra casa en Valencia, Ciutat Vella

Hoy os traemos la historia del distrito 1 de Valencia: Ciutat Vella, que acoge seis barrios: La Seu, La Xerea, El Pilar, Sant Francesc, El Mercat i el que más conoceréis sin duda y que a menudo se queda con el nombre del conjunto: El Carmen. 7 puentes la conectan con la parte norte del río. y es que los orígenes del distrito son, precisamente, por estar enclavada la ciudad en una isla natural que formaba el río Turia. Fue en esa isla en la que Décimo Junio Bruto fundó Valentia en el 138 aC. Su localización exacta coincidiría en la Plaza de la Almoina.

Más tarde, en época musulmana, aprovecharon la propia barrera natural del lecho fluvial para que fuesen, a su vez, el límite de las murallas. Fue Jaume I, ya en el siglo XIII quien mandó reforzarlas y ampliarlas siendo los límites casi exactos de los límites actuales del distrito. Murallas que fueron derruidas por Cirilo Amorós (sin duda conoceréis “su” calle en Valencia) con la excusa, por un lado de ampliar la ciudad con un nuevo Eixample, y, por otro lado, para dar trabajo a una gran cantidad de gente que se dedicaban a la seda y que por aquellos entonces se quedaron sin trabajo por culpa de una gran crisis del sector.

El distrito aglutina los principales nucleos administrativos, comerciales, culturales, religiosos, históricos, educativos y financieros de la ciudad. Así que no dejéis pasar la oportunidad de ver las Torres de Serrans o de Quart, la iglesia de San Nicolás, el Parterre, la plaza redonda o pasear por la calle San Vicente o La Nau.

Y por supuesto, pasad a saludarnos porque nosotros tenemos nuestras oficinas en este maravilloso distrito. En Plaza Alfonso el Magnánimo 3-2º nos encontraréis. Tenemos la casa para construir tu hogar. Medina encontramos nuestro hogar en Ciutat Vella… y tú? Dónde quieres que esté tu hogar?

LA HISTORIA DEL PARTERRE DE VALENCIA

Nos encanta tener las oficinas de Medina&Co en el corazón de Valencia. Concretamente en la calle La Paz con vistas a la Glorieta y al Parterre (Plaza Alfonso el Magnánimo 3-2º). Desde aquí podemos formar parte de la historia de Valencia con uno de sus pequeños y más singulares jardines.

El Parterre fue construido aproximadamente en 1850 y se considera como uno de los puntos más bajos de toda la ciudad. Debido a la riada de 1957 y la necesaria reconstrucción posterior, el Parterre ya no es exactamente como en su creación, habiendo perdido 3 de los 4 estanques originales. Pero todavía han quedado intactos 2 elementos que lo hacen un jardín para visitar una y otra vez.

La estatua de Jaume I, el conquistador es sin duda, uno de sus grandes reclamos. Fue una estatua que se peleó durante 16 años para que fuese una realidad. Su ideólogo, Teodor Llorente tuvo que pelear por su financiación y para su realización en la que se usaron 15 toneladas de acero sacadas de cinco cañones y un obús traídos por Real Orden desde el castillo de Peñíscola. Finalmente en 1891 se emplazó la escultura ecuestre del rey que todavía persiste.

El otro elemento reconocible de este pequeño jardín es el impresionante ficus que tiene más de 150 años de vida. Fue plantado en 1852, tiene 24 metros de altura y ocupa 850 metros cuadrados. Su existencia es fruto del azar pues los jardineros de la época lo confundieron con otro tipo de árbol, el magnolio. Una suerte que sea tan resistente, porque ha sobrevivido a guerras, a la ríada del 1957 y ahora solamente la cercanía de una pequeña gasolinera es su único peligro que esperemos, se solucione pronto.

LA VUELTA A LA RUTINA EN VALENCIA

Septiembre es un mes en el que la mayoría de la gente vuelve de sus vacaciones y sufre del conocido síndrome post-vacacional. Que deje de hacer tanta calor y reencontrarnos con nuestros conocidos parece que no son suficientes alicientes para superar el shock.

La rutina afecta más a la gente joven y de mediana edad hasta los 45/50 años que no tiene transición entre sus vacaciones y la vuelta al trabajo o sus obligaciones. Por eso, es importante tratar de volver al trabajo poco a poco, no al 100% de golpe y recuperando hábitos previos a las vacaciones. Síntomas físicos como cansancio generalizado, fatiga, falta de sueño, dolores musculares, falta de apetito o de concentración además de síntomas psíquicos como irritabilidad, tristeza, falta de interés o nerviosismo…

Por ello, es importante comer y dormir bien y buscar ratos de calidad más allá del trabajo, con amigos, familiares o en solitario. Hacer deporte, ponerte al día con la serie que te gusta o hacer alguna excursión de un día en fin de semana pueden ser buenas opciones.

En casa es el momento de hacer esa reestructuración del salón que siempre habías querido hacer o cambiar algún elemento decorativo.

O ¿por qué no ir más lejos? Quizá es el momento para cambiar de casa. El inicio del curso es, junto a año nuevo, el momento en el que la gente se hace promesas de cambio y mejora de sus vidas. Un cambio total de aires con la compra de una vivienda de primera o segunda mano puede ser el mejor “borrón y cuenta nueva” posible.

Los indicadores hacen prever una tendencia ligeramente a la alza en los próximos años, así que es el momento para comprar. Y Valencia tiene unas cuantas zonas muy apetecibles, como el centro que nunca dejará de estar de moda, Ruzafa, el Cabanyal… ¡No dudes en pedirnos consejo, somos tu inmobiliaria en el centro de Valencia!

Desde Medina&co, esperamos que hayan tenido unas magníficas vacaciones y un inicio de curso inmejorable.

MEDINA&CO

Plaza Alfonso el Magnánimo 3-2º

46003 València

96 358 80 08